Un cronómetro digital de atletismo, además de su obvia función de mostrar el tiempo transcurrido en la competición, se puede convertir en una excelente fuente de ingresos gracias a los patrocinadores.